Coronadicho, el slang pandémico

Desde que el coronavirus comenzó a hacer encabezados hemos integrado nuevas palabras a nuestro vocabulario. Algunas siempre fueron parte del diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE), otras pertenecen más bien al tecnicismo de los académicos, pero muchas, han sido producto del ingenio popular, de la jerga ó slang pandémico; de la creatividad y del ingenio.


El coronavirus ha “covidizado” toda nuestra vida, es de esperarse que haya llegado también al lenguaje. Según comentó en 1916 el lingüista suizo Ferdinand de Saussure, la lengua es un sistema de signos que cambia con el tiempo, el uso, el habla, el contexto y la transmisión. Por lo que sucesos como éste genera códigos propios, que marcan el periodo histórico y a la generación que lo vive. Y ahora, en tiempos de las redes sociales, aún de forma más ágil.


El lingüista Tony Thorne del Centro de Lenguas de King´s College en Londres está recopilando todas aquellas palabras acuñadas desde que comenzó la pandemia, para armar un glosario de nuevos términos y de nuevas definiciones para viejas palabras. Apodos, abreviaciones, expresiones y clichés. Sin duda hemos tratado de darle significado a la epidemia a través de un cambio en el lenguaje cotidiano. Reflejo de ello se ha dado en redes sociales, pero también en las conversaciones de sobremesa, donde conceptos antes reservados para expertos en epidemiología, como inmunidad de rebaño, se ha vuelto nuestro pan de cada día.


En español también han surgido los COVIDiccionarios, donde se incluyen neologismos como “coronámbulo”, “covidianidad”, “zooomear”, “zoompleaños”, y algunas que no son nuevas pero casi no usábamos como “tapabocas” y “cuarentena”. Juan Mascardi, coordinador de Fundéu Argentina asegura que el lenguaje juega un rol decisivo, siendo una manera en que afrontamos la pandemia. Palabra como “pico”, a partir de ahora tiene una resignificación.


La gran cuestión es si éstas llegaron para quedarse o son solo mientras el coronavirus sea vigente. Santiago Kalionowski, director del Departamento de Investigaciones Lingüísticas y Filológicas de la Academia Argentina de Letras, comentó para La Nación que los hablantes tenemos la capacidad inmediata de incorporar léxico, lo que queramos, y también de olvidarnos. Hay un montón de palabras que van y vienen. Quizás llegará el momento en que cuando hablemos de “reunión” no pensemos en una pantalla.


La RAE reportó en mayo un aumento del 30% en las búsquedas de su diccionario en línea respecto al mes de febrero, con 100 millones de consultas, número récord, siendo las más solicitadas cuarentena, confinamiento y pandemia. Y muchas de las buscadas, pero aún no encontradas, fueron sanitizar, coronavirus y covid… veremos si resultan incluidas, eventualmente, de manera oficial en el idioma castellano.


Lo que me causa confusión, es que la RAE, le ha asignado a COVID-19 el uso en masculino de “el COVID-19” al igual que “el zika” y “el ébola” por influjo del virus que las causa: “el coronavirus”. Pero acepta y apoya que la Organización Mundial de la Salud lo ha usado en femenino en sus páginas en español, “la COVID-19”, por ser “la enfermedad”. Así que es “la COVID-19”, femenino. Si bien es una enfermedad que estadísticamente afecta más a los hombres, personalmente hubiera preferido “el COVID-19”. Pero evidentemente éste no es un argumento válido para la elección de género.


Para acabar, te presento algunos términos que describen la nueva realidad, como “Antropausa”, “Cuarentatiempos”, “A.C.” (antes de coronavirus), “Coronanoia”, “Pancesión”, “Covexit”, “Zoombie”, “Zoombombing”, “Cuarentini”, “Coronniales”, “Generación C”, “Quarenteens”. ¿Cuáles has inventado tú? ¿Cómo describes tu “covidización”?


Si tienes un término para añadir, en inglés, mándalo por Twitter a Tony Thorne @tonythorne077 y @languageacts. Y para alguna adición en español, a través de @FundeuArgentina con el hashtag #Signos2020. ¡Suerte!





61 vistas
 
  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook

©2019 by Carol Perelman. Proudly created with Wix.com