El abecedario universal cumple años

Actualizado: 5 de sep de 2019


La Asamblea General de las Naciones Unidas y la UNESCO han decidido que 2019 será el Año Internacional de la Tabla Periódica para conmemorar los 150 de su descubrimiento por el químico ruso Dimitri Mendeleev.

Sin duda, la Tabla Periódica, es de los símbolos científicos más populares. Todos reconocemos este sistema periódico que encajona cada uno de los elementos en casillas bien definidas con múltiples números a su alrededor. Algunos tuvimos que memorizar “hidrógeno, litio, sodio, potasio…” otros tan solo ven el contorno característico y recuerdan sus interminables clases en la secundaria. Sin embargo, sea cual sea nuestra experiencia con ella, todos debemos apreciar, que la Tabla Periódica reúne en un mismo sitio, bajo un orden extraordinariamente perfecto, a TODOS los elementos existentes que conforman la inmensidad del Universo, completo.

Todos los elementos, distintos entre sí, “mágicamente” forman absolutamente todo lo que somos y lo que nos rodea. Desde la hoja de papel o aparato electrónico que estas sosteniendo, el aire que en este instante respiras, la ropa que vistes, el desayuno que ingeriste, el sol que te calienta y el automóvil que te transporta.

Alguna vez, un estimado profesor de la Facultad de Química dijo que “sin química no hay nada”… y es cierto;… todo es química…, y el lenguaje común de la química, y de la ciencia en general, son esos 118 elementos minuciosamente alineados en la Tabla Periódica. Es el abecedario universal.

El diseño de la Tabla Periódica, tal cual la conocemos, la creó Mendeleev luego de varios interesantes intentos de otros grandes químicos como el francés Antoine Lavoisier (1789) y el inglés John Dalton (1805). La comunidad científica especulaba sobre la importancia de encontrar cierto orden lógico entre los elementos ya descubiertos pero no acertaban en hallar aquella característica que les daría la periodicidad. No fue hasta que Mendeleev trataba de escribir un libro de texto para impartir su cátedra universitaria, que enfrentó el reto y comenzó a clasificar los elementos químicos hasta entonces conocidos (56). Encontró que las propiedades químicas se ajustaban correctamente si se acomodaban los elementos según sus masas atómicas. De acuerdo al relato, Dimitri Mendeleev dedujo el arreglo actual de los elementos durante un sueño. Así, el 6 de marzo de 1869 presentó su versión final a la Sociedad Química Rusa.

La trascendencia e importancia de la Tabla Periódica hace que el día de hoy, 150 años después, siga vigente este singular acomodo. La mayor parte de los elementos químicos, hasta llegar a los 118 conocidos hasta hoy, fueron encontrados luego de 1869; sin embargo sus características fundamentales ya se predecían. Los espacios que iban a llenar ya estaban definidos. Era como tener el diseño exacto de una estantería terminada, saber inclusive qué tipo de libro iría en cada uno de los cajones aun vacíos, pero no saber ni si quiera dónde comenzar a buscar cada uno de los tomos faltantes.

En unos días, el 29 de enero en un magno evento que se llevará a cabo en Paris, se inaugurará oficialmente al Año Internacional de la Tabla Periódica (#IYPT2019).

Te invito a ser parte de la conmemoración siguiendo las múltiples actividades organizadas entorno a él, tanto en México como en el resto del mundo (www.iypt2019.org ); incluso, puedes comenzar desafiando tus conocimientos sobre los ilustres miembros de la Tabla Periódica a través del reto de la IUPAC jugando “Find your Element” ( http://iupac.org/100/pt-challenge/ ).

Lo único que existe son átomos y espacio vacío, lo demás es opinión” –Demócrito

#tablaperiodica #periodictable #iypt

4 vistas
 
  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook

©2019 by Carol Perelman. Proudly created with Wix.com