Los súper propagadores: el caso de Israel

Investigadores del Laboratorio de Evolución y Genética de Virus de la Universidad de Tel Aviv, reportaron hace unos días en un artículo sin revisión de pares, pre-print, en Medrxiv, que entre el 1 y 10% de las personas infectadas de coronavirus en Israel, causaron el 80% de los casos positivos. El equipo secuenció el genoma del coronavirus que infectaba a más de 200 pacientes de distintos hospitales en Israel y con ello pudieron trazar el curso de la epidemia en ese país: en tiempo y espacio. De dónde llegaron los virus que se esparcieron entre la población y cómo fue esta propagación.


Para comprender mejor este estudio es importante recordar que el genoma del coronavirus tiene casi 30,000 bases ó letras en una secuencia escrita en una larga hebra de ARN (ácido ribonucleico). Generalmente, cuando el virus se replica, hace copias idénticas de su material genético. Sin embargo, los procesos de copiado no son a prueba de error. La equivocación en un sitio inadecuado puede cambiar por completo el destino del virus, pudiéndolo hacer no funcional. Sin embargo, si el cambio de letra sucede en una región poco sensible, el cambio de letra no altera al coronavirus y sólo queda como la evidencia de mutación que se hereda a las siguientes generaciones. Estos últimos son los errores que el equipo israelí, a modo de detectives, busco con cuidado.


Desde que inició la pandemia, investigadores de todo el mundo han estado tomando muestras virales de la población infectada para ir rastreando el trayecto que el virus ha seguido, monitoreándolo muy de cerca para seguir su progreso.


La secuencia que se usa como referencia, como basal, es la tomada de un paciente de Wuhan, China el 26 de diciembre de 2019. Cualquier cambio, así sea el intercambio de tan solo una letra, se reporta como una variable del virus. Así, se van acumulando mutaciones a lo largo del tiempo. Haciendo posible estructurar un árbol genealógico llamado en este caso, árbol filogenético.


Usando modelos genéticos, el equipo de la Universidad de Tel Aviv, liderado por la investigadora Adi Stern, pudo trazar la evolución de la epidemia en Israel, encontrando que el 70% de los virus que llegaron al país, eran provenientes de Estados Unidos, y el resto, de Europa; principalmente Gran Bretaña, Francia y Bélgica. También pudieron detectar cómo estos casos importados comenzaron a esparcir el virus a un ritmo de 2-2.6 personas infectadas por cada uno, hasta disminuir sustancialmente cuando el gobierno implementó las medidas de distanciamiento social. También con este estudio se detectó la movilidad de los ciudadanos en el territorio nacional.



Esta valiosa información ha sido compartida en la base de datos GISAID la cual ha recopilado la información genética de los coronavirus SARS-CoV-2 que están circulando en todos los países del mundo, haciendo posible entender mejor cuáles son los canales de transmisión que lograron que esta epidemia se convirtiera en pandemia. Con esta información también se pueden entender cuáles cepas de virus han resultado predominantes. En esta plataforma, se han introducido a la fecha, más de 35,000 secuencias que los científicos usan para visualizar el curso de la pandemia. Te invito a consultarla para descubrir las rutas de viaje de este patógeno para cada ciudad y país.


Finalmente, el hallazgo de que una décima parte de los pacientes positivos en Israel fueron los que contagiaron a la mayoría de los casos, confirma la necesidad de estudiar más a fondo a los súper-propagadores.


Eventos de súper-propagadores han sido relevantes en otros países. En Nueva York un abogado contagió a veinte personas. En India, un religioso a su regreso de Italia, ignoró la cuarentena y contagió a 550 personas. En Corea del Sur, la paciente 31 recién llegada de Wuhan contagió a casi mil personas y hace unas semanas, cuando la epidemia en ese país estaba presuntamente controlada, un hombre visitó varios bares en Seúl infectando a 79 personas. ¿Qué hace que algunos tengan mayor capacidad de contagiar el virus SARS-CoV-2 que otros? Una cuestión que los epidemiólogos buscan comprender.


A seis meses de haber iniciado la pandemia, la respuesta a esta gran pregunta, aún está por dilucidarse.


Para conocer el caso de México, te invito a leer mi texto “El coronavirus mutado a la mexicana

20 vistas
 
  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook

©2019 by Carol Perelman. Proudly created with Wix.com