Finalmente, ya tienes excusa para comer chocolate

¿Qué tal un trozo de chocolate antes del examen de matemáticas, el clásico chocomilk licuado de desayuno cada mañana ó la barra rica en cacao antes del partido de futbol? …Ahora tu antojo esta bien justificado.


El chocolate, al igual que la manzana, el té, el vino y las moras, contiene distintos niveles de flavonoides que han demostrado tener beneficios en la salud, con aplicaciones en la industria de suplementos, farmacéutica y cosmética, por ser compuestos con capacidad antioxidante y antiinflamatoria, con efectos comprobados en el sistema cardiovascular e interesantes propiedades en el cerebro; mismas que apenas ahora se comienzan a comprender.


Para ello, un grupo de científicos de la Universidad de Birmingham realizaron una serie de experimentos y describieron por primera vez el efecto de estos compuestos en los procesos mentales. En su estudio reportado hace unos días en Scientific Reports describieron cómo los flavonoides benefician el funcionamiento del cerebro, aumentando su oxigenación y mejorando con ello los procesos cognitivos.


Para su experimento, los investigadores hicieron que 18 voluntarios sanos, de entre 18 y 40 años, respiren aire con concentraciones altas de dióxido de carbono antes y después de haber tomado bebidas con cacao y cacao enriquecido con flavonoides. En todos los casos, los científicos midieron el cambio en los niveles de oxigenación de la zona frontal del cerebro y pidieron a los participantes que resolvieran problemas complejos. Con ello, pudieron comprobar que las bebidas con más flavonoides incrementaban la oxigenación del cerebro permitiendo una eficiente, más rápida y acertada, resolución de los retos intelectuales.


Sin embargo, entre los voluntarios hubieron quienes no se beneficiaron de los flavonoides por tener desde el inicio del experimento una alta oxigenación cerebral, por lo que la bebida no tuvo efecto en su capacidad cognitiva. Con ello demostraron que el nivel de oxigenación está íntimamente relacionado con nuestro desempeño cognitivo y que éste tiene un límite máximo.


Pero los flavonoides van más allá de algunos alimentos y bebidas. Ahora que estamos en otoño podemos apreciar cómo estos compuestos le dan vivos colores a nuestros paisajes. Estas sustancias, que pertenecen a una familia de más de 8,000 compuestos tienen muchas funciones regulatorias y protectoras para el Reino Vegetal. Pero además, son las que dan su característico tono amarillo a las hojas de los árboles (las hojas naranjas son por los carotenoides y las verdes se lo deben a la clorofila), y pigmentan los bellos pétalos de todas las flores para atraer a los insectos polinizadores: desde los rojos, rosas y magenta, pasando por los amarillos y blancos, y hasta los morados, azules y violetas.


Así, la próxima vez que quieras echarte unos m&m, una tacita de chocolate caliente bien concentrado ó unas fresas con chocolate, ya tienes la mejor excusa. Vale la pena que sepas que el chocolate con mayor cantidad de flavonoides es el oscuro, el amargo. Ahora, el único inconveniente es que quizás te reten con algunos acertijos luego de complacerte con tu empalagoso antojo.





19 vistas0 comentarios